Cooperativismo
24/01/20
Volvió a funcionar el Molino Florida gracias al esfuerzo de sus trabajadores

Se organizaron en una cooperativa para recuperar la planta industrial y reactivar la actividad del molino.

Este viernes se inauguró en Florida la planta industrial de la cooperativa Molino Florida, luego de que el 26 de diciembre los trabajadores adquirieran el edificio y la maquinaria. Así, culminó el proceso de recuperación de la empresa por parte de los trabajadores, a casi tres años de que la sociedad anónima se presentara a concurso de acreedores.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, participó de la inauguración y destacó la labor realizada por los trabajadores. «Ellos fueron capaces de hacer esto. Nosotros desde el Gobierno fuimos capaces de confiar», dijo, y aseguró que cree «que hay que destacar además el rol de la Justicia que también confió en los trabajadores, así como también la labor del síndico». «Es parte de las cosas buenas que se pueden hacer, cuando hay buena gente, cuando hay gente de trabajo, cuando hay gente responsable que es capaz de llevar estas cosas adelante», agregó el jerarca.

Nelson Más, coordinador de la cooperativa, destacó que «la unión, la intercooperación, el rodearnos de buena gente, de buenos asesores, fue lo que nos permitió llegar hasta acá». El derrotero de los trabajadores no fue fácil. Luego de pasar por varias instancias, en las que pasaron de cobrar todas las horas extra -cuando el dueño era «una persona mayor que no tenía a quién dejarle el molino», según dijo Más a LA REPÚBLICA- a que fuera «complicado cobrarlas y cobrar el salario», la planta terminó por cerrar y enviar a varios trabajadores al seguro de paro. Fue entonces que «empezamos a jugar a ser cooperativistas y autogestionar», indicó Más, así estuvieron durante un año y medio, figuraban como una Sociedad Anónima (SA) pero en esencia eran cooperativistas.

«Íbamos a ser una SA, una SRL, asociados a un privado, una infinidad de problemas y de asambleas», recordó el líder sindical. Fue entonces que a mediados de 2018, decidieron presentarse como una cooperativa ante los organismos correspondientes, cosa que les confirmaron ese 23 de marzo. «El 1º de junio recibimos el aval de usufructo precario de la planta y maquinarias» y comenzaron las negociaciones con el Banco República, el Fondo para el Desarrollo (Fondes) y el Instituto Nacional del Cooperativismo (Inacoop), allí «se logró el préstamo» y recibieron los adeudos salariales, los cuales volcaron «dentro de la cooperativa».

Los trabajadores del Molino Florida también contaron con el amparo de la ley 18.407, que regula la formación de cooperativas y en su artículo 104 establece que «el organismo de previsión social podrá disponer el pago al contado y por adelantado de los importes del subsidio por desempleo que les correspondiere a los trabajadores socios»; es decir, los trabajadores del molino recibirían una indemnización por los seis meses del seguro de paro. Este dinero, explicó Más, «lo dejamos en una cuenta del BROU para bancar la deuda de la compra» que ascendía a 940.000 dólares, de los cuales la cooperativa puso 250.000.

El cooperativismo, según Más, «es una herramienta para preservar las fuentes de trabajo y mejorar los ingresos», y que en su experiencia personal como cooperativa «tenemos mejores salarios y no dependemos de un patrón», lo que «mejora el nivel de vida y de trabajo, sin el estrés de que hay una cámara vigilándote y no respondés a un capataz». Como sindicalista, según Más, nota que su nivel de vida «mejoró sustancialmente».


Fuente: https://www.republica.com.uy/

Lecturas: 66











+ recientes

+ leídas

Ampliar imagen
Pronóstico Mar del Plata
Alianza Cooperativa Internacional
Alianza Cooperativa Internacional Américas
Agricultores Federados Argentinos
Federación Agraria Argentina
Asociación Bonaerense de Periodistas Agropecuarios
Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social





Una editorial independiente dedicada a la difusión del cooperativismo agrario de Argentina y el mundo.
AGROCOOPERATIVAS
© 2020 Todos los derechos reservados